Me he mudado... ¿vienes a mi nueva casa?

lunes, 6 de julio de 2009

Ya han pasado 24 horas y comienzo a publicar

Ayer, tras sonar el despertador me dio por pesarme. Sabía lo duro que iba a ser la respuesta de la báscula pero estaba decidido. Han sido semanas, meses de descomunal desenfreno gastronómico como respuesta al estrés. He sido consciente todo este tiempo de las consecuencias de mi caída, caer de nuevo en el abuso del chocolate, los helados, el azúcar, quesos, tartas, flanes, refrescos azucarados… sobre todo el chocolate, una droga como otra cualquiera, de la que es difícil escapar una vez alcanzadas las dosis que he consumido: del negro, del blanco, con pasas y almendras, daba igual mientras tuviera cacao.

En fin, desde finales de abril un desmadre que cristalizó ayer por la mañana en cuatro dígitos: 109,2 Kg. Un aumento de 6 kilogramos desde los 103 kilos de mi último post allá por finales de mayo.

Podría pensarse que la reacción lógica sería la de desanimarme, aburrirme o desesperarme pero nada más lejos. Estos seis kilos han tenido su función, han sido de alguna manera un colchón necesario para amortiguar una situación muy estresante y compleja relacionada con cambios laborales. Esta situación ha cambiado ya, de alguna manera he adquirido cierto dominio de la situación, el proceso de adaptación se ha producido y, de repente, me di cuenta que estoy de nuevo preparado para volver a una alimentación sana y equilibrada.

Dicho y hecho, ayer ya desayuné bien, con mis 5 comidas diarias, mis platos principales acompañados de ensaladas y verduras, fruta de postre, en fin, volver a la esencia de mis cuidados alimentarios, es decir, de la Dieta Mediterránea. Nada de picar entre horas, nada de repetir hasta la saciedad, volver a hacer algo de ejercicio, meriendas frugales, en definitiva de nuevo en la senda, en el camino…

Y ya sabemos todos y todas, que cuando nos hemos pasado de lo lindo, como es mi caso, los inicios son gratamente recompensados. Y también sabemos que no podemos confiarnos porque a poco que el cuerpo se acostumbra al cambio la bajada de peso se va amortiguando.

Bueno, amigos y amigas, he vuelto con la idea de quedarme una buena temporada. He querido escribir este post antes de visitar vuestros blogs. Ha sido emocionante ver como he aumentado en seguidores en este tiempo de silencio. Ahora mismo me pongo a saludar a los viejos amigos y a agradecer el detalle a los nuevos.

Empecé ayer con toda la artillería pesada:

  • - Dieta Mediterránea
  • - Ejercicio físico (8 minutos elíptica)
  • - Meditación
  • - Algo de Wii con los peques
  • - Postear a diario

Esta mañana: 108,1 Kg, un kilo menos, buen comienzo desde la prudencia. Mañana os cuento…

Ahora mismo, en el momento que escribo estas palabras las tentaciones son fuertes, y más aun sabiendo que queda munición en la despensa... pero sé que saldré victorioso, estoy convencido... (al menos hoy ;) )

Un saludo a todos y todas.

10 comentarios:

  1. Seguro que vas a poder con ello.

    Yo soy Nenufar.... También estoy en esta lucha.. Espero que poco a poco lo consigamos, contra más apoyo tenemos mejor...

    Seguro que con ese plan podrás con todo lo que te propongas.

    Bienvenido.

    ResponderEliminar
  2. Hola Pep. Los cambios siempre nos hacen temblar en la rutina alimentaria. Pero es bueno asumirlo y seguir con la cabeza alta. Nada de reproches, como tu haces. Mi enhorabuena. Espero que la nueva situación sea lo que buscabas.

    Aquí seguimos...luchando contra nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pep:
    Ha sido como un "kit-kat"... un ligero paréntesis... pues bien, ya con las pilas recargadas y por lo visto con las "situaciones" laborales resueltas, puedes re-comenzar a ocuparte de ti... por acá estaremos, siguiéndote y animándote en lo posible...
    Asi que... ánimos y al toro...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido Pep!!!Mucho ánimo y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Pues ya tienes una seguidora más. O una compañera más en este camino, como prefieras :)
    Espero verte a menudo, y me alegro de que hayan pasado los problemas, o si no han pasado, de que hayas aprendido a manejarlos.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues nada, a empezar otra ves y con más fuerza que nunca, que ya verás como en nada estás en tu peso anterior.

    Bikiños y ánimo

    ResponderEliminar
  7. ¿A que la primera vez que te pusiste a ello no sabías tanto como ahora? Me da gusto leerte y ver lo claro que tienes lo que te sucede y cómo y por qué, particularmente porque estos meses hemos vivido procesos parecidos. Pues nada, rey, sin más dilación, vamos al tema. Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Me alegra que le des a la meditacion, no sabes cuanto ayuda, y sobre todo que recuerdes que siempre se puede volber a empezar...siempre...desmadres lo tenemos todos y como decia mi abuela "quien te quita lo cantao"
    besos,

    ResponderEliminar
  9. Es un verdadero placer contar de nuevo con vuestras palabras de ánimo y apoyo. ¡Cada vez somos más! Gracias y un abrazo a tod@s!

    ResponderEliminar
  10. Pues aquí estamos muchas, a pie de cañón, aunque a veces resulte difícil.. XD
    Saludos.

    ResponderEliminar